En este momento estás viendo Comunicación  y sostenibilidad de lo rural.

Comunicación y sostenibilidad de lo rural.

  • Categoría de la entrada:Actualidad
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Hace 27 años decidí arraigarme en el mundo rural abandonando la ciudad. Muchas cosas he visto, experimentado y he intentado colaborar en algunos cambios. Los pueblos dependen en muchos aspectos de la ciudad, innecesariamente, pues muchas veces podrían recurrir a pueblos cercanos para cubrir sus necesidades.

Después de más de un año en el equipo de Proyecto Arraigo, insisto en la necesidad de hacer RED, conectando a los pueblos, comunicar a aquellos que quieran ser comunicados y visibilizar a lo que quiere ser visto, ya sean empresas o servicios, iniciativas, eventos.

La vida en un pueblo está llena de conexión con la naturaleza, de salud cuando respiramos y recibimos los estímulos sensoriales -derechos de TODOS los seres humanos- pues no existe tanto ruido, tantas luces… Pero ha de permitir subsistir a nuestra parte humana, a nivel laboral, social y cultural.  Para que muchas de las personas que viven en los pueblos no dependan de la ciudad, es necesaria empezar a cuidar con mayor ahínco, estos aspectos humanos que, de no ser atendidos, derivan en la soledad, la dependencia de la ciudad o la insostenibilidad del planeta y de lo rural.

 Lo rural no son solo “vacas, olivos, maíz y trigo”; debería alinearse con lo urbano, en los aspectos en los que éste ha evolucionado y no quedarse atrás por falta de nuevas iniciativas o apertura a ellas. Lo rural también tiene responsabilidad en ello abriéndose un poco más a nuevas formas de organización. 

Caminar a través de una armonía que permita brotar a nuevas familias que vivan, se desarrollen y disfruten en el medio rural, animando a hacerlo a los que solo van de fin de semana también, y creando mayor equilibrio entre el número de viviendas de fin de semana y el número de viviendas habituales.  

La unión, la que sí existe por diferentes organismos, asociaciones y su estructura misma, incluso por vecindad, en la ciudad, es necesaria entre los diferentes pueblos. Visibilizarlos elementos que componen un municipio, a los de al lado.  Comunicarse entre los pueblos y crear una red donde la sostenibilidad y el equilibrio de ofertas y demandas, pueda dar lugar a un mundo rural acorde a los tiempos:  ofertas de empleo, labores sociales necesarias para los vecinos generadoras de trabajo para otros; dignificar profesiones en el entorno que luego van a tener salida por cubrir las necesidades existentes, ya sea para los ciudadanos, ya sea para el turismo; ofertas de servicios que pueden ser cubiertas por vecinos de varios municipios, que por uno solo serían completamente inviables, con servicios complementarios a esta cooperación. 

 La comunicación entendida como la base de una prosperidad, de impulso al desarrollo y que éste sea sostenible. Son complejas las vías a seguir, nadie dice que sea fácil, pero ha de hacerse el esfuerzo para este resurgir de lo rural, pues ya tenemos pruebas sobradas de que lo que se ha hecho, no ha creado los resultados deseables, pese a los muchos esfuerzos de muchas personas: vecinos, autónomos, empresas, concejales y alcaldes. Abrir mentes, probar nuevas acciones y emprendimientos:   los resultados serán diferentes.

Escrito por: Beatriz Sánchez Cuesta


Técnico de Sierra Norte de Madrid y Segovia

Deja una respuesta