Belmonte recibe a dos nuevas familias gracias al Proyecto Arraigo

Esta es la segunda edición de este proyecto que se puso en marcha el año pasado en la provincia de Cuenca, cofinanciado por la Diputación conquense y los ayuntamientos, para luchar contra la despoblación.

El diputado de Reto Demográfico, Francisco Javier Cebrián, se muestra satisfecho de que esta iniciativa esté funcionando y «esté dando sus frutos». Cebrián resalta que «ejemplos como estos te dan ese empujón y esa alegría para seguir trabajando y para seguir confiando en este proyecto».

Cubanos de origen español

Ambas familias, que, a partir de ahora, viven en Belmonte, proceden de Cuba, aunque son descendientes de inmigrantes españoles que viajaron al continente americano en el siglo 20. Por ello, tienen más fácil conseguir la nacionalidad española, lo que ha permitido agilizar los trámites para su llegada a Belmonte y la búsqueda de trabajo. Una de las personas «hoy mismo ya va a poder empezar a trabajar», nos indica Eva García, técnico de Arraigo en Belmonte y Vara de Rey. En la otra familia, aseguran desde Arraigo, sus componentes encontrarán pronto un trabajo.

Lo que ha hecho Arraigo, según García, es «ayudarles a encontrar el trabajo y a encontrar la vivienda». Por eso, la técnico afirma que «vinieron directamente a su casa, estuvieron con los caseros y firmaron el contrato de alquiler».

«Traen una niña, que eso sí que es un tesoro»

Una de las familias llega con una niña de dos años, «que eso sí que es un tesoro, ha calificado la alcaldesa de Belmonte, Cristina Delgado. El panorama que nos relata la alcaldesa es que «la natalidad es cada vez más baja debido al envejecimiento de la población».

Y en este caso, que haya venido una nueva vecina tan joven permite «que el ‘cole’ siga abierto, que sigamos contando con instituto, ahora estamos preparando el aula de 1 a 3 años que la abriremos en los próximos meses», asegura Delgado, porque en Belmonte quieren seguir manteniendo sus centros educativos con servicio.

Además, en Belmonte, «la fusión de culturas siempre es beneficiosa y siempre será bienvenida en nuestro pueblo», señala la edil, que añade que también supone más «mano de obra, que muchas veces en los pueblos nos vemos con el problema de que no encontramos gente para ocupar ciertas tareas».

Nuevas familias que llegan a nuestra comarca para revitalizar nuestros municipios e intentar mantener la población y los servicios.

COMPARTIR

OTRAS ENTRADAS

Deja una respuesta